Home > ¿Qué hacer en Santiago de Compostela durante 48 horas?

¿Qué hacer en Santiago de Compostela durante 48 horas?
Lux Santiago



¿Has acabado el Camino de Santiago y quieres conocer esta magnífica ciudad? ¿Tienes un fin de semana libre y te apetece hacer una escapada para desconectar? Tenemos un plan perfecto para ti. En el Hotel Lux Santiago hemos preparado una guía rápida para visitar Santiago de Compostela en 48 horas. ¡Vamos allá!

En todas las ciudades existen lugares imprescindibles para visitar. En el caso de Santiago hemos tenido que elegir, ya que su oferta cultural, natural y gastronómica es tan amplia que no se acaba nunca. Pero si dispones de dos días, puedes conocer la ciudad e impregnarse de su cultura. Para tu visita, tenemos preparada una oferta especial, ya que si te quedas dos noches o más, puedes conseguir un 12% de descuento en el precio de tu reserva, además de vivir una experiencia única.

La ruta comienza visitando los lugares más emblemáticos de Santiago: la Catedral y la Plaza del Obradoiro, el lugar donde acaba una de las peregrinaciones más conocidas del mundo, el Camino de Santiago. Para vuestra información, a las 12 del mediodía es la misa del peregrino y podréis ver funcionando el Botafumeiro, toda una experiencia.

Desde aquí, subiremos a la Plaza de Cervantes, cruzando antes la Plaza da Inmaculada, donde se encuentra el Monasterio de San Mariño Pinario. Una vez en la plaza, podéis admirar su belleza y cruzando la calle seguiremos hacia el Parque de Bonabal, uno de los muchos espacios naturales de los que podemos disfrutar en esta ciudad tan verde.

Si lo que os interesa es la cultura, podéis elegir hacer una parada en el CGAC (Centro Galego de Arte Contemporánea) que se sitúa al lado del Museo do Pobo Galego, dos espacios museísticos llenos de exposiciones en los que podréis conocer más sobre la cultura, la historia y el arte de Galicia.

Entre visita y visita, nos ha entrado hambre. Es hora de hacer una pausa y disfrutar de una buena comida. Os recomendamos visitar el Mercado de Abastos, donde podréis comprar los mejores productos gallegos y disfrutar de un aperitivo antes de comer. Probar las diferentes tapas y platillos gallegos es un deleite para cualquier paladar.

Después de coger fuerzas, seguimos hacia la Plaza de la Quintana, detrás de la Catedral, donde tendremos unas vistas privilegiadas de la Torre del Reloj y de su Berenguela. En este punto os recomendamos callejear y perderos por la zona histórica, ya que todas las calles merecen la pena.

Después de un intenso día de paseo, volveremos a descansar a nuestro hotel, situado en el centro de la capital, con una localización excepcional en la que nos encontramos a solo un paso de la zona monumental. Además, nuestras cómodas habitaciones nos facilitarán el descanso y harán que cojamos fuerzas para seguir nuestro recorrido para mañana.

El segundo día de viaje, después de disfrutar de un buen desayuno continuaremos nuestro recorrido de dos días en Santiago con la visita de la Plaza do Toural, desde la que llegaremos a la Plaza de Mazarelos, donde podremos ver un trozo de muralla. No podéis iros de Santiago sin dar un paseo por La Alameda, donde encontraremos unas vistas inmejorables del casco antiguo de la ciudad y de la Catedral. Os recomendamos quedaros una segunda noche en Santiago para poder disfrutar del atardecer en este punto de la ciudad. Después, podéis volver a la zona histórica por cualquiera de sus calles y encontrar un buen lugar donde cenar o tomar una copa.

Si te quedas con ganas de más, puedes descubrir algunas curiosidades sobre Santiago de Compostela visitando nuestra página web, pero te recomendamos que vengas a Santiago y lo conozcas de primera mano. ¡No te lo pierdas!